Los esteros, viveros de empleo

0
185

Esteros

LUIS ROSSI/Chiclana

Mariscos, pescados, sal y verduras son algunos productos que se pueden cultivar en este recurso artificial, llevando consigo la creación de un gran número de puestos de trabajo de manera directa o indirecta

Desde hace años la ciudad ha sabido explotar sus recursos naturales para sacarle rendimiento económico y, como se decía antaño, para sobrevivir. Uno de estos recursos los encontramos en la desembocadura de los ríos, en los caños y lugares inundados que han sido tratados por la mano del hombre para lograr sacar partido de los mismos, bien con la sal, de ahí las salinas, o bien con los pescados y mariscados.

Los muros, compuertas o diques, utilizados para que estos espacios puedan abastecerse de agua salada, es lo que llamamos esteros. En ellos se realizan diversas prácticas para poder abastecerse, nutrirse y sacar rendimiento económico. Los chiclaneros han sabido hacer uso de ellos, sin embargo, ante la necesidad de buscar distintos viveros de empleo, en la actualidad se está potenciando con mayor intensidad este recurso.

Mariscos, pescados, sal y verduras son algunos productos que se pueden cultivar en los esteros. En cuanto a los crustáceos, son los langostinos, los camarones y las quisquillas los más demandados. Su alimentación, basada en el plancton del agua de los esteros, hace que tengan matices de sabor distintos a los capturados en mar abierto. Las doradas, la anguila, la lisa, el robalo y el lenguado son las especies de pescados más destacados que se pueden encontrar en los esteros. Para la captura se utilizan los denominados despesques. En éstos se utilizan unas redes que ocupan el ancho del estero y se van arrastrando hasta que el pescado queda acorralado. Finalmente se procede a la captura con unas redes en forma de cesta. Uno de los salineros más destacados de la ciudad es Manuel Barberá ‘Manguita’, cuyo apodo le viene de sus antepasados, que pescaban, precisamente, con una red fabricada con una manga de bicicleta, lo que facilitaba el trabajo al tener la curvatura idónea. La imagen de los esteros es la sal, de hecho se crearon para la extracción de esta sustancia. La zona de la Bahía de Cádiz es rica en este recurso que, además, tiene tanta antigüedad como la historia de sus poblaciones. En Chiclana actualmente las salinas públicas son explotadas por una empresa que gestiona el Centro de Recursos Ambientales.

Son menos habituales, pero también se extraen de los esteros, los llamados espárragos de mar. Unas plantas que poseen unas altas propiedades de salinidad y son utilizadas en ensaladas y revueltos.

Debido a la gran cantidad de hectáreas que hay para explotar este recurso, el Ayuntamiento, a través de la Delegación de Fomento, ha emprendido un camino para conseguir reducir el desempleo, siendo las salinas el espacio protagonista. Actualmente se está trabajando con la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía para poner a disposición de familias en paro unas 200 hectáreas y que se puedan dedicar a este oficio. Por otro lado, según Carmen Jiménez, delegada de Fomento, se está en conversaciones con privados para la cesión de la explotación de más de 400 hectáreas, con la misma intención. Los puestos de trabajo que pueden dar los esteros no sólo se quedan en las salinas, puesto que a esto se le podría unir un sinfín de empresas auxiliares que trabajen las materias primas y las coloque en las mesas de los restaurantes y hogares.

Para mostrar las bondades de los esteros y sus productos, se ha retomado la antigua Fiesta del Estero, que actualmente se está celebrando en la ciudad. “Se trata de la promoción de uno de los productos gastronómicos más destacados de Chiclana y con el que, además, pretendemos seguir fomentando actividades encaminadas a desarrollar todo el potencial del que dispone el municipio, relacionado con el sector acuícola y salinero”, ensalza Jiménez.

Los esteros, las salinas, los caños, el mar, el río… son recursos naturales y artificiales que necesitan de un impulso para que vuelva a ser lo que fueron en el pasado y en un futuro, a corto plazo, sirvan para combatir la lacra del desempleo. Se trata, y nunca mejor dicho, de un vivero de empleo a cultivar.

Charlas, talleres y una fiesta por los esteros

La III Semana de los Esteros de Chiclana comenzó el pasado martes con una visita guiada al Centro de Recursos Ambientales Salinas de Chiclana por parte de estudiantes de la ciudad. Los jóvenes pudieron conocer el entorno y ver un despesque tradicional. Ayer, el hotelescuela Fuentemar acogía la mesa redonda, con cocina en vivo,  ‘Pescado de Estero en la gastronomía’, en la que estuvieron presentes el chef del propio hotel, Pedro Castro, el cocinero y gerente del restaurante Popeye, Tomás Mayo, el gerente del CRA Salinas de Chiclana, Francisco Flor, así como la experta en hostelería y comunicadora radiofónica, Inmaculada Forja. El encuentro estuvo moderado por Pepe Oneto.

Para mañana está prevista la inauguración de la fiesta con degustación, a precios populares, del pescado de estero en ‘Marisquería Manguita’, evento que se desarrollará hasta el domingo 29 en horario de 13:30 a 00:00 horas. Además, se procederá a la entrega de la insignia ‘Dorada de Oro’. Y por la tarde, a partir de las 19:00 horas, se celebrará una mesa redonda de esteros en el hotel Fuentemar. El sábado se realizará otro despesque y el domingo será el fin de fiesta con actuaciones flamencas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here