Pepita Calderón

0
203

 DSC_0446

Pepita ha estado vinculada a los medios de comunicación durante toda su vida. Raro es el vecino al que se le mencione su nombre y no lo conozca pues, con presencia en la televisión durante veinte años, ha sido la cara y la voz de Chiclana. Allá donde hubiera un acto, ahí estaba ella y, además, ha sabido relacionarse con los más grandes debido a la valentía que le ha caracterizado siempre. Cuando estuvo en Madrid colaboró con diversos periódicos y revistas y conoció a periodistas como Luis del Olmo, Iñaki Gabilondo o Matías Prats padre. En su casa guarda gran cantidad de fotografías que muestran cada personalidad con la que se ha retratado, llegando a fotografiarse incluso con Don Juan Carlos, Doña Sofía y Don Felipe. 

Cuando llegó a esta tierra quiso probar suerte en los medios de Chiclana, justo en el momento en el que la radio local precisaba personal. “Chato, voy a presentarme a ver qué pasa” le dijo a su marido quien le decía que era ya un poco mayor. Pero unas horas más tarde llegaba a casa y con la buena noticia de que había sido la elegida. Un año fue lo que estuvo allí, pero Pepita ya era reconocida y querida en Chiclana, por lo que no se iba a quedar de brazos cruzados, dio un salto y cambió a la prensa escrita. Pero donde más tiempo estuvo fue en la televisión. Los medios, como ella señala, le han dado muchas alegrías y muy buenos compañeros. 

Cuenta entusiasmada cómo, en una ocasión, las Hermanas de La Cruz la llamaron para que fuera a Madrid y escribiera acerca de la visita del Papa a la capital. Ella no lo dudó y se embarcó en ese viaje donde poco después se encontraba a pocos metros de Juan Pablo II haciéndose una foto muy próxima a él.  

Pepita reserva en su casa una mesa para todos los reconocimientos que le han ido otorgando a lo largo de los años: el micrófono de oro, una placa de la Asociación contra el cáncer o una medalla de oro del Hogar del Pensionista entre otros. Y es que, la comunicadora siempre ha estado muy vinculada con las personas mayores, a las que dice que “hay que guardarles siempre un espacio en la televisión”. 

Aunque se siente satisfecha con todo su recorrido profesional, sí que tiene una espinita que no se ha podido quitar y es que no haya sido nombrada ‘Estrella de Oriente’. Ahora Pepita  tiene otro proyectos entre manos: dar a conocer un libro con recortes escritos por ella misma acerca de personajes importantes que han pasado por Chiclana. Espera que esta publicación pueda ver la luz muy pronto. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here