El 99,9 por ciento del PGOU ya se encuentra en vigor

0
242

Levantadas las suspensiones, la delegada de Urbanismo apunta a las Ordenanzas de Regularización como “máxima prioridad”

Entre las grandes prioridades del equipo municipal de gobierno para lo que resta de legislatura y, muy en especial, para este 2018 -así lo subrayó José María Román a este periódico a inicios de este año- se encuentra el inicio del proceso de regularización de viviendas. Una tarea, ampliamente demandada por la ciudadanía, que está llamada a ‘subsanar’ las innumerables deficiencias con las que en estos momentos cuenta un parque de viviendas cifrado en unas 13.000 viviendas en materia de servicios públicos básicos.

Trascendental para ello, en estos días se ha concretado la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) de la orden del levantamiento de suspensiones que pesaba sobre el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Chiclana de la Frontera. Documento que fue rubricado por el consejero de Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, el pasado 24 de noviembre, una vez culminados todos los trámites administrativos.
De este modo, tal y como destacó la delegada municipal de Urbanismo, Ana González, tras tener conocimiento de dicha publicación en el BOJA, “ya se encuentra en vigor el 99,9 por ciento del territorio de Chiclana de la Frontera, a excepción de seis pequeñas zonas”.

Concretamente, Ana González subrayó que tras la publicación, “solo quedan como zonas denegadas del levantamiento de suspensiones el área de Borreguitos, las áreas de incremento de aprovechamiento de Las Albinas, La Familia y La Raya y las unidades de ejecución de San Sebastián y Ribera del Río II”.

“El resto de las áreas del Plan General de Ordenación Urbana que hasta ahora estaban suspendidas”, destacó la delegada municipal de Urbanismo, “si han logrado el levantamiento de dicha suspensión”.

“En definitiva”, añadió, “lo que se logra con la publicación y entrada en vigor de la orden es que el documento de planeamiento, es decir prácticamente todo el Plan General de Ordenación Urbana, esté en vigor”.

Una vez superado este es escollo, que una vez más alimentó los temores sobre un documento que acumula años de redacción y tramitación a su espalda, Ana González manifestó que, “a partir de este momento, toca la aprobación definitiva de las Ordenanzas de Regularización, con el objetivo de dar servicios básicos a las 13.300 viviendas existentes en las áreas de regularización, así como a unas 2.500 más que podrían construirse”.
La delegada municipal de Urbanismo, que lamentó los retrasos de un procedimiento muy complejo en el que “ha primado la seguridad jurídica de todos los pasos administrativos que se han ido dando”, agradeció el trabajo desarrollado por los técnicos del área de Urbanismo e hizo pública su confianza en que las Ordenanzas de Regularización “puedan entrar en vigor cuanto antes”. Un documento ampliamente esperado para la habilitación de los servicios básicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here