El Ayuntamiento asegura que La Barrosa y Sancti Petri estarán a punto para Semana Santa

0
143

Ayuntamiento y gobierno central o, lo que es lo mismo, el equipo de Gobierno municipal y Costas han escenificado esta semana sobre el terreno, o más ciertamente, sobre el pedregal de la playa de La Barrosa, su disposición a actuar cuanto antes para que la recuperación del litoral chiclanero sea una realidad en el menor tiempo posible.

Esta unión de ambas administraciones, tan poco frecuentes en el panorama político español, se hace más necesaria que nunca ante la proximidad de la Semana Santa, sin duda la primera gran oportunidad del año para el sector turístico. Afortunadamente, esta unión entre administraciones ya tuvo su prólogo un día antes, concretamente, el pasado lunes, cuando la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, acudieron juntos hasta Huelva para conocer de primera mano los daños que se habían producido en las playas de esta provincia, que también resultó tremendamente afectada por los azotes de Enma.

De momento, las intenciones parecen buenas y de entrada tanto el Ayuntamiento de Chiclana como el gobierno central han asegurado que van a poner todo de su parte para dar solución a lo que hoy en día es un gran problema en municipios turísticos como Chiclana, donde las playas juegan un papel fundamental para la atracción de turistas.

De entrada, el propio alcalde de Chiclana, José María Román, ya ha asegurado que “tanto La Barrosa como Sancti Petri estarán completamente operativas para Semana Santa”, para lo que el Ayuntamiento procederá a la limpieza, retirada de piedras y arreglo de desperfectos.
Por su parte, la administración central, a través de la directora general de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, Raquel Orts, ha confirmado que “evaluaremos los daños que se han ocasionado en los últimos días de cara a afrontar las tareas necesarias para la recuperación de estado óptimo de las playas”.

Estos compromisos se hicieron públicos este pasado martes con motivo de la visita que realizaron a la playa de La Barrosa el alcalde de Chiclana, José María Román; la directora general de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, Raquel Orts; el subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz, Agustín Muñoz; y el delegado municipal de Playas, Joaquín Páez. Todos tuvieron ocasión de comprobar sobre el terreno los destrozos causados en la playa tras el paso del temporal Emma.

Por ello, José María quiso “agradecer la visita de la directora general de Costas, con la que tuve la oportunidad de reunirme el mes pasado en Madrid. En aquel momento ya hablamos de hacer un aporte extraordinario de arena en la playa, cuestión hoy más necesaria que hace un mes”, expresó el alcalde, quien ha mostrado su confianza en que “este asunto pueda ser trabajado antes del verano”. “Es cierto que esta playa ha sido de las menos dañadas de la zona, pero también es verdad que la pérdida de arena es importante”, destacó José María Román, quien ha añadido que “las piedras se pueden quitar, tal y como ya ha pasado otros veranos”.

Asimismo, el regidor chiclanero ha recalcado que “los servicios municipales vamos a ponernos a trabajar de cara a que la playa pueda estar operativa en Semana Santa. Así, al margen de la pérdida de arena, también se han visto afectados servicios e infraestructuras de playas como tuberías, duchas, etcétera…, cuyas actuaciones superan los 100.000 euros”. “Pero el principal daño es la pérdida de arena, por lo que esperemos que el Ministerio pueda llevar a cabo las tareas de aportación a la mayor brevedad posible porque la economía de Chiclana tiene mucho que ver con la playa, de ahí nuestra preocupación”.
De momento, “ya se está trabajando con maquinaria para recoger las grandes piedras, es decir, aquellas que no podrán ser tapadas con la arena que pueda traer las mareas”, según Román, quien ha destacado que “estas actuaciones son fruto de las conversaciones con los responsables de Costas”. “Y para el resto de las piedras, una vez finalice la época de posibles temporales, se llevará a cabo un trabajo específico, que se hace todos los años, y que consistirá en su enterramiento para evitar la erosión de la playa con la llegada de futuros temporales”, ha indicado.

Por su parte, la directora general de Sostenibilidad de la Costa y el Mar destacó que “estamos visitando las playas que se han visto más afectadas por el temporal de estos días”. “Es el momento de mirar hacia adelante y colaborar, de forma que cada administración pueda llevar a cabo el trabajo dentro de sus competencias, con el objetivo de darle solución a las playas”, dijo Raquel Orts, quien aclaró, no obstante, que “debemos esperar a que se estabilice el temporal, ya que aún puede producirse algún que otro episodio de fuertes lluvias y oleaje, de cara a ver qué actuaciones deben llevarse a cabo para que el litoral recupere su estado a antes del temporal”.

La directora general de Costas visita La Barrosa para conocer los daños

“Lo importante es recuperar las playas, por lo que debemos cuantificar el daño que se ha producido en cada una de ellas”, comentó Orts. “Es complicado hablar de fechas porque aún debe valorarse los daños, pero lo importante es recuperar el estado óptimo de las playas”, aseguró la directora general de Costas.

Uno de los sectores más afectado por el temporal Enma ha sido precisamente el hostelero y más concretamente los propietarios de chiringuitos, en cuyos establecimientos el temporal Enma ha causado destrozos por valor de unos dos millones de euros, según las primeras estimaciones realizadas por la Asociación de Empresarios de la Costa de Cádiz (AECCA), desde donde se lamenta la situación que están viviendo muchos de sus asociados con la pérdida de las instalaciones en algunos casos y en otros, con daños estructurales y materiales de importante cuantía. “Algunas instalaciones en Cádiz han sobrevivido, pero otras no han corrido la misma suerte”, según apunta el presidente de los empresarios de la Costa, José Antonio Medina. “Los peores pronósticos en materia de oleaje se han cumplido y es una lástima tener que vivir escenas dantescas de empresarios y trabajadores intentando salvar el negocio, sin apenas éxito”.

En el caso de Chiclana, dos instalaciones tuvieron que ser reforzadas con arena porque se había generado un escalón que podría poner en riesgo la estabilidad del chiringuito, mientras que el comportamiento de las cuatro instalaciones permanentes ha sido bueno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here