Solidaridad a un sólo click en la página de Facebook ‘No lo tiro… lo regalo’

0
89

image-2016-04-27

C.REYES/Chiclana

Las Redes Sociales se han convertido en parte de la vida decualquier persona ya sea para compartir el día a día, subir fotografías, montar algún negocio, establecer relaciones o realizar donaciones para personas que lo necesiten. Este último es el caso del grupo de Facebook ‘No lo tiro… lo regalo’, cuyo uso es meramente solidario, en el que sus promotores, Begoña Espada y Moisés Soriano, movidos por la solidaridad, quisieron poner en marcha este proyecto hace ya tres años.

En la página, que actualmente cuenta con más de 9.200 miembros, donan distintos enseres, ya sean electrodomésticos, muebles, ropa, alimentos e incluso vestidos de boda y comunión para ponerlos al servicio de aquellos que lo puedan necesitar.

Así, esta red social sirve de enlace entre sus miembros, que cuelgan fotografías en el grupo  de cosas que ya no necesitan y que puedan servir a otros. No obstante, el requisito que existe para poder dar o recibir algo, es pertenecer al grupo de la red social. “El control somos nosotros mismos, a través del grupo sabemos quién necesita algo y qué necesita”, señala Begoña Espada. También ha habido empresas que han cerrado y se han puesto en contacto con ellos para donarles sus prendas. “Hemos recibido bolsos, a veces hasta con la etiqueta puesta, trajes de novias nuevos…”, afirma Espada.

asasEn un principio la idea era establecer la comunicación a través de Internet pero, en muchas ocasiones, se hacía imposible que las familias se pusieran de acuerdo para ir y recoger las pertenencias. Así que, sin darse cuenta, Espada fue reuniendo cosas en casa hasta que vio necesario buscar otro lugar para poder almacenar los distintos enseres. “No podía tener todo en casa, así que lo llevamos a un garaje que tenemos”, señala. Aun así, la promotora dice que hay mucho movimiento y que, lo que hoy hay en el garaje, a la semana siguiente desaparece pues hay mucha demanda y, además, la ciudadanía colabora con ellos, por lo que se sienten muy arropados por Chiclana.

“Hay personas que, de manera voluntaria, se prestan para hacer de transportistas. Por ejemplo, el fin de semana pasado, una muchacha de Chipiona se ofreció a ir por toda la provincia para repartir”, explica Espada. Y es que, aunque la promotora sea de Chiclana y el garaje se encuentre en esta ciudad, Internet no entiende de fronteras y los miembros del grupo están dispuestos a moverse para ayudar en la medida que les sea posible.

Es de agradecer esta labor humanitaria que realizan los usuarios, más aún cuando Espada y su marido se encuentran en situación de desempleo y no reciben ninguna prestación. Aun así, ella se siente feliz cuando puede ayudar a alguien y no le pesa estar disponible todo el día. En alguna que otra ocasión ha tenido que dejar lo que ha estado haciendo para atender a alguna familia.”Lo que interesa es donar y ayudar y no ir acumulando cosas”, concluye. 

Las mujeres, las que más ayuda piden

Las personas que generalmente solicitan este tipo de ayuda son padres y madres con cargas familiares aunque, según cuenta Begoña Espada, la mayoría de las personas que suelen pedir ayuda son mujeres. Además, también destaca que sigue habiendo personas que sienten pudor y prefieren mantenerse en el anonimato. Sin embargo, una de las normas que siguen en el grupo es escribir los nombres, tanto de los que donan como de los que reciben los enseres. “De este modo el que dona sabe que se ha realizado la donación y así tenemos un seguimiento para que una persona no se lleve siete cosas y otra persona no se lleve ninguna”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here