Un año de oportunidades

0
55

Atrás queda un año complicado para la ciudadanía. Doce meses con sus luces y sombras; sus buenos momentos y penurias; sus inquietudes y debilidades; pero en definitiva, un año que entrega el testigo a este 2015. Si afirmamos tan rotundamente con un pomposo titular no es porque tengamos el poder de adivinar el futuro, ni mucho menos. Pero después de todo lo vivido, sabemos, lo mismo que saben nuestros lectores, que todo es cíclico y que el 15, ‘la niña bonita’, está marcado como el año de las municipales y generales. Suele ser el año de mayores inversiones, donde más se preocupan de los chiclaneros, porque a la vez, más les preocupa nuestra opinión y cómo la reflejaremos en las urnas. Esperemos que en esa conjunción existan buenas oportunidades para mejorar.
Antes se decía aquello de “año de nieves, año de bienes” y como quiera que este año ha vuelto a “nevar”, aunque sea artificialmente, toca ahora esperar los bienes. En cualquier caso, deseamos sean bienes reales, palpables y objetivos. El PGOU, Sancti Petri, el ser Ciudad Europea del Deporte, son algunos de los asuntos recurrentes del año que ahora empieza. Lo importante es que el ciudadano no caiga en la trampa de ver cómo los políticos vuelven a prometer lo que no pueden cumplir y que aquellos no vean sólo votos en los ciudadanos. Votos con los que asegurarse cuatro años de comodidad y que nuestros elegidos sean lo que se espera de ellos: gestores preocupados por la felicidad del pueblo. Con esas premisas y entendiendo el bien común como una salida libre a nuestros problemas, todo será más fácil. Chiclana se enfrenta a su futuro más inmediato y debe hacerlo con una actitud positiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here