Una nueva ventana para Chiclana

0
96

Como la mar al río, como la uva al vino, como la lluvia al campo, como el tiempo a la playa… desemboca entre nuestras manos una nueva cabecera en el panorama social chiclanero. EL PERIÓDICO DE CHICLANA no es más que un nuevo navío que navega entre bodegas y caminos, entre marineros con alma de mito. Como el dios Melkart que venciera a Gerión en Sancti Petri -Castillo que como los chiclaneros reclamamos como patrimonio utópico y moral-, nuestro medio estará contra aquellos que no obren en buena lid por esta tierra. Pretendemos la defensa de los intereses chiclaneros siempre con la búsqueda de la veracidad, la intención didáctica y el disfrute en la lectura.
No son pocas las dificultades que hoy en día se encuentran los profesionales de la información para ejercer su oficio. Nacer en esta época quizás pueda parecer un suicidio o una empresa ardua y dificultosa, pero nadie dijo que esto iba a ser fácil.
Queremos ser reflejo de aquellos hombres que peladeaban por el pan de sus hijos en fila por la carretera; de igual forma que aquellas manos que en comunión secaban sus lágrimas tras la inundación de un Iro en aquella jornada aciaga; como hicieran los chiclaneros para desgastar las tropas invasoras francesas en la Loma del Puerco. Porque este proyecto empresarial busca la pluralidad como su mejor arma contra el parcialismo y la manipulación. Medios de comunicación hay en Chiclana, parciales y plurales; escritos, audiovisuales y digitales. Todos ellos se nos antojan necesarios, puesto que de todos se aprende y se va conjugando una sociedad plural llena de historias que quieren ser contadas, de voces que quieren ser escuchadas, de verdades que deben ser desveladas.
“Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala” y así secundamos las palabras de Albert Camus entre la emoción y el miedo, el respeto y la ilusión por ser notarios de una ciudad que cada mañana se levanta para seguir escribiendo su historia, para seguir siendo Chiclana.
Como un romántico poeta chiclanero una vez escribiera, “no hay victoria ni corona, ni contento más colmado, que el de ser con el postrado bondadoso y liberal”. En suma, todo ello es lo que EL PERIÓDICO DE CHICLANA,que con ilusión, esfuerzo y respeto ve la luz hoy, quiere intentar ser. Hoy en día el periodismo no es leer lo que quieres escuchar, sino escuchar lo que no te gustaría leer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here