¿Eres una persona emocionalmente fuerte?

0
219

OLIVA CASTRO -Psicóloga Sanitaria-

La máxima del ser humano es encontrar su felicidad, pero ¿sabemos dónde se encuentra la felicidad? ¿Sabemos cómo alcanzarla?

La felicidad no está en comprarse un coche nuevo, en tener la casa más bonita o en tener la pareja más guapa o famosa del momento, la felicidad está en nosotros mismos, dentro de nosotros, no fuera. Si estuviera fuera en esas cosas mencionadas y las conseguimos, entonces ¿por qué somos infelices? ¿Por qué seguimos sin alcanzar la felicidad?
Muchos de los trastornos emocionales que tenemos las personas derivan de nuestros pensamientos. Solemos tener pensamientos irracionales, pensamientos que exageran la realidad, que no nos ayudan a resolver problemas y además nos generan malestar emocional. Estos pensamientos nos impiden ser felices, ¿entonces cómo podemos ser más felices?

La Psicología Cognitiva nos dice que lo que nos afecta no es lo que sucede sino lo que nosotros pensamos sobre lo que sucede, es decir, lo que nos provoca el malestar no es la situación que vivimos sino la interpretación que hacemos de esa situación, por tanto, en esto radica la fortaleza emocional. Seremos emocionalmente más fuertes cuando controlamos nuestro diálogo interno, cuando controlamos lo que nos decimos a nosotros mismos independientemente de las circunstancias externas.

Los estados negativos que provocan nuestra infelicidad nos los provocamos nosotros mismos, para salir de aquí se requiere un gran trabajo y esfuerzo y nos consume tiempo para aprenderlo porque tendríamos que cambiar nuestra actitud mental, pero con la práctica diaria y reiterada se logra. Todos los días podríamos hacernos una pregunta: ¿qué momentos he tenido hoy que me han robado la paz? Y tras su reflexión preguntarnos ¿cómo me los he provocado? Esos momentos (mi jefe se ha peleado conmigo, mi amiga ha hecho tal o cual que no me gusta…) lo provocan nuestros diálogos internos. Cuando cambiamos lo que nos decimos, con argumentos reales, esas situaciones cada vez nos van a afectar menos. Las personas o situaciones no tienen el suficiente poder para enfadarnos, somos nosotros mismos los que nos enfadamos a través de la interpretación que nos hacemos de la realidad.
Las personas más felices son las que no tienen pensamientos catastróficos de las cosas. Son personas que saben que tienen que conseguir algo, si lo consiguen se sienten satisfechas por ello, pero si no lo consiguen no pasa nada, disfrutan del desarrollo sin centrarse en lo negativo ni en lo terrible que es no alcanzarlo.

La clave para ser más fuertes emocionalmente y alcanzar la capacidad de ser felices es no quejarse y aprovechar las oportunidades que tenemos

Otro de los aspectos que nos alejan de la felicidad es la queja. La clave para ser más fuertes emocionalmente y alcanzar la capacidad de ser felices es no quejarse y aprovechar las oportunidades que tenemos. Cuando recibimos una mala noticia, una enfermedad, nos echan de un trabajo… podemos preguntarnos, ¿en qué medida puedo hacer cosas valiosas por mí mismo y por los demás? Cuando pensamos en todas las cosas positivas que aún podemos hacer, estamos empezando a cambiar nuestra actitud mental. Y esto hay que aplicarlo a todos los ámbitos de nuestra vida.

Es fácil llegar a ser felices si sabemos cómo. No necesitamos tanto para ser felices. Lograr cambiar nuestra actitud mental es la base para alcanzar la fortaleza emocional. Observa tus diálogos internos, cuestiónalos con argumentos reales y se producirá el cambio deseado.

¡Hasta la próxima semana!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here