Vuelta al cole

0
244

Mascarillas e incertidumbres protagonizan el comienzo hoy del curso escolar 2020-2021 marcado por las consecuencias de la pandemia del coronavirus

Preocupación e incertidumbre son las notas dominantes entre madres, padres y profesores a la hora de iniciar hoy el nuevo curso escolar 2020-2021. Un regreso a la educación presencial que afecta esta semana a más de 8.000 alumnos de Infantil y Primaria y que está condicionado por la pandemia provocada por el coronavirus y que ha obligado a los centros educativos a la adopción de medidas excepcionales para proteger en todo lo posible la salud de alumnos y profesores.

Estas indicaciones sobre cómo actuar no sólo afectan a los colegios sino que afecta de manera muy importante a las propias familias a las que a través de reuniones y circulares se les ha recordado la obligación de tomar la temperatura al alumnado antes de acudir a clase, así como cambiar de ropa cada día e incluso la necesidad de lavar las prendas usadas a una temperatura superior a 40 grados.

Más de 8.000 alumnos chiclaneros vuelven hoy a las clases presenciales

A este respecto, el vicepresidente de la Federación Local de Asociaciones de Madres y Padres, Flampa, Manuel Marín reconoce la “necesidad de que los padres y madres se impliquen más este curso porque tenemos que enseñar a nuestros hijos a vivir con las nuevas normas existentes”.

Una de serie de normas que forman parte del protocolo de medidas de prevención, protección, vigilancia y promoción de la salud en centros y servicios educativos docentes, elaborado por la Consejería de Salud y Familias y que cada colegio ha tenido que adaptar a sus circunstancias particulares, y que afectan a cuestiones como la entrada y salida de alumnos, la organización de las clases, los recreos, la limpieza y desinfección de las instalaciones o qué hacer en caso de surgir un contagio, que es la gran preocupación de las familias en un momento en el que “la propagación del virus en la ciudad ha repuntado”, según señala Manuel Marín, quien reconoce que “los centros educativos han realizado una labor extraordinaria durante las últimas semanas, pero existe el temor porque los protocolos quedan muy bien sobre el papel y la sensación que tenemos es que la Junta de Andalucía ha actuado como los malos estudiantes que preparar el examen el día antes”.

Entradas y salidas escalonadas o recreos separados para evitar posibles contagios

En este sentido, Jesús González, director del CEIP Nuestra Señora de los Remedios, destaca que “no se pueden cumplir con la distancia de seguridad recomendada dentro de las clases porque no se han reducido la ratio de alumnos por clase, ni tampoco se ha contratado el profesorado suficiente para poder llevarlo a cabo. Ello ha hecho que se haya optado por la creación de grupos burbuja en los que los alumnos sólo se relacionan entre sí pero no con el resto y utilizando la mascarilla dentro de las aulas. Nos hubiera gustado poder haberlo hecho de otra manera pero con 25 alumnos por clase es imposible mantener la distancia de seguridad”.

En esta misma línea, la Flampa de Chiclana ha asegurado que “la masificación de las aulas y la antigüedad de muchos centros educativos no es algo nuevo y nosotros hemos defendido desde siempre la necesidad de que las administraciones inviertan lo suficiente para resolver este problema”.

Evitar que los estudiantes interactúen con otros grupos conlleva también que los colegios chiclaneros hayan optado en su mayoría por escalonar las entradas y salidas de los centros estableciendo horarios y utilizando los diferentes accesos existentes. Una medida que se prolongará hasta el 16 de septiembre , fecha en la que arrancará la jornada lectiva habitual, y con la que los profesores esperan conseguir que “nos podremos dedicar a desarrollar las nuevas normas establecidas en el Protocolo de Actuación, el itinerario de movilidad del centro, pasillos, servicios, recreos, la rutina de desinfección de manos, además de ir adaptándose a estar en clase con la mascarilla”, tal y como ha destacado Jesús González.

El Ayuntamiento reforzará las labores de limpieza y desinfección

Con la misma finalidad, la salida a los recreos también estará separadas, de manera que cada grupo burbuja contará con un espacio propio separado de los demás, Para ello, los centros han acotado los patios para que cada clase ocupe un lugar del mismo y los estudiantes no se mezclen con otras clases. A este respecto, el director de Nuestra Señora de los Remedios ha reconocido que “el Ayuntamiento de Chiclana nos ha facilitado diferentes instalaciones para poder conseguir separar a los alumnos durante el recreo”.
Otro apartado destacado en el protocolo de actuación es el que se refiere a la puesta en marcha de medidas higiénico-sanitarias que fomenten la protección de los alumnos y eviten un posible contagio.

Para ello, además del lavado de manos, del lavado de manos, en todas las clases habrá geles hidroalcohólicos y se prohibirá compartir materiales o el desayuno, que tendrá que venir en un tupper y usar una botella reutilizable para el agua personalizada para evitar intercambios.

De igual manera, las mascarillas serán obligatorias para todo el alumnado, incluido infantil, en las entradas y en las salidas. También se exige en los desplazamientos por el centro, aunque en este caso no se impone en infantil, tan solo en primaria.

La limpieza y desinfección de las instalaciones de los centros escolares también adquiere especial importancia este año. De esta manera, el Ayuntamiento de Chiclana, responsable de esta materia, ha ofrecido a los colegios reforzar el servicio de limpieza diario con dos horas más, sin perjuicio que de esta medida pueda ser ampliada aún más en función de las necesidades de los centros. Una actuación que supone, según estimaciones municipales, una inversión de 120.000 euros para todo el curso, que podría ampliarse hasta los 600.000 euros si fuera necesario.

Los expertos defienden la educación presencial

Educadores, madres, padres y sicólogos coinciden en destacar la necesidad y los beneficios de la educación presencial para los niños y niñas, al considerar que además de adquisición de conocimientos, los estudiantes necesitan compartir su tiempo y convivir con personas de su edad. Asimismo, la presencia de los niños en las escuelas es un elemento que facilita la conciliación familiar, permitiendo a los padres y madres acudir a sus respectivos trabajos.
Además, los expertos consideran que una educación on line, como la experimentada por los escolares el pasado curso desde que se cerraron los centros educativos a mediados de marzo, ha puesto de relieve la brecha digital existente en la sociedad o la falta de conocimientos informáticos de muchos progenitores y profesores, que perjudica de manera más acentuada a las familias con menos recursos económicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here