Ya están en su segundo hogar

0
11

Bastante más delgados y muy cansados por un viaje que se hizo interminable, los niños saharauis recuperan la sonrisa en un reencuentro de emociones

Si hay imágenes que se quedan grabadas casi a fuego en el verano chiclanero, esas son las que tienen lugar cuando, tras un largo año de espera, protagonizan las familias de acogida y los niños saharauis procedentes de los campamentos de refugiados.

Imágenes que, aunque más tarde de lo previsto, han vuelto a repetirse este año con motivo de la llegada de los 17 niños que, gracias a la labor incansable y el compromiso de esa gran familia que es Sadicum, podrán disfrutar de unas vacaciones alejadas de las innumerables necesidades que marcan su vida diaria.

Cabe destacar que en verano a las necesidades básicas se suman las altas temperaturas, que esta misma semana alcanzaban los 54 grados en zonas como Dajla, haciendo más complicada la vida de los pequeños en los campamentos de refugiados.

Además de convivir con sus familias, los niños participarán en distintas actividades, como el taller de repostería que, con la colaboración de Maku Lirio y Eva Serrano, tendrá lugar este sábado, día 14, el Centro Juvenil Box.

Asimismo, el 23 de julio los niños saharauis serán recibidos en el Ayuntamiento, institución que desde hace mucho tiempo viene respaldando los proyectos, numerosos, que ha venido impulsando Sadicum en los campamentos.

Agosto vendrá marcado por las jornadas de diversión en Isla Mágica y los Pinares de Roche y la recepción de los menores en el Parlamento Andaluz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here