El Ayuntamiento culmina la redacción del nuevo Plan Municipal de Emergencias

0
90

Los Planes Territoriales de Emergencias de ámbito local, comunmente denominados Planes de Emergencia Municipal (PEM), constituyen la respuesta de la administración local para una mejor protección de la vida y bienes dentro de su ámbito territorial en el desarrollo de sus responsabilidades y competencias.

Un documento que se antoja trascendental para, de forma coordinada, hacer frente a las posibles situaciones de emergencia que se originen en una localidad, Chiclana, cuya realidad ha superado con creces a la que contemplaba el documento aún vigente.

Y es que mucho han cambiado las cosas, las realidades y necesidades que planteaba el plan de seguridad que se puso en marcha en aquel ya lejano 1996, nada menos que 22 años atrás, cuando Chiclana se encontraba en un continuo, casi frenético, proceso de crecimiento urbanístico y poblacional.

Así, el nuevo Plan Municipal de Emergencias, que ahora deberá ser homologado por la Junta de Andalucía, ya constata las complejidades que en materia de emergencias plantea un término municipal de gran amplitud y diversidad, con zonas habitadas en las que, en no pocos casos, el acceso de vehículos (caso de los de bomberos) es complicado o en la que se ha registrado un aumento de las zonas de actividad industrial.

Un término, además, con una amplísima red de carreteras, una destacada masa boscosa y que, no hay que olvidar, por su condición de municipio turístico, registra sobresalientes picos de crecimiento durante los meses de verano, en los que, como será el caso de 2018, tienen lugar la celebración de grandes espectáculos.

En definitiva, poco o nada tiene que ver la realidad y necesidades que dibujaba el plan de 1996 con el que ahora ha redactado el Ayuntamiento para la Chiclana del siglo XXI.
Identificación y evaluación de riesgos, catalogación de medios y recursos, estructura organizativa para la movilización, coordinación y dirección de los recursos disponibles, determinando órganos, componentes y funciones, y determinación de los sistemas de aviso e información a la población y transferencia entre distintos niveles de planificación, son algunas de las muchas y precisas cuestiones que contempla el nuevo Plan Municipal de Emergencias, que ahora será sometido a exposición pública.

“Hay un listado muy amplio de los cambios que se han producido en el municipio en los últimos años, nada que ver con ciudades castellanas o de interior que no cambian con el paso del tiempo”, destacó José María Román, que también incidió en que “este Plan de Emergencia Municipal es muy necesario, porque la situación de posible riesgo nada tiene que ver con la de hace 20 años”. Además, especificado que igual de importante es la relación de recursos humanos y materiales, que también han variado.

“Se trata de un documento”, subrayó, “mucho más pedagógico y en el que se hace hincapié, de forma especial, en la formación y en la colaboración ciudadana, que es fundamental para que este Plan de Emergencia funcione”, destacando que este documento se redacta de forma que esté completamente conectado con el Plan de Emergencia de Andalucía, con las directrices del 112, de emergencias y conforme a las estructuras supramunicipales.
Por su parte, Diego Benítez Mota, inspector del cuerpo de Bomberos, del que es jefe de servicios de prevención de riesgos laborales en la provincia, además de licenciado en Historia y máster en sistemas de emergencias, agradeció la colaboración,”fundamental, de los compañeros de Protección Civil”.

Mota explicó que se ha tardado un año en redactar este documento, “porque una vez recabada la información hay que constatarla y comprobarla”, apuntando que “la seguridad absoluta es una quimera, porque es imposible por la sociedad en la que vivimos y en la que contamos con tantos riesgos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here