Confianza en un verano mejor

0
253

El sector hotelero de Chiclana mira con optimismo la nueva temporada turística, no solamente en cuanto a niveles de ocupación, sino con la posibilidad de que se pueda prolongar durante más tiempo

El sector turístico chiclanero mira la próxima temporada veraniega con la esperanza de mejorar los resultados en cuanto a ocupación hotelera y en poder alargar la apertura de los establecimientos hoteleros más allá de los meses de verano, a pesar de que coinciden en señalar que existe incertidumbre sobre qué sucederá a partir del fin del Estado de alarma y si se abrirá inmediatamente la posibilidad de poder desplazarse o se mantendrán por algún tiempo. Asimismo, mantener las medidas de seguridad e higiene que se implantaron el verano pasado es considerado fundamental para evitar contagios.

Así, Miguel Ángel Mayol, director del Valentín Sancti Petri, cuya fecha de apertura está prevista para el 28 de mayo, asegura que desde el anuncio del fin del estado de alarma, “el ritmo de reservas se ha incrementado levemente” y que todo hace indicar que “tendremos un verano algo mejor que en 2020 y esperamos poder alargar la temporada lo máximo posible”.

El sector considera que Chiclana es un destino muy consolidado

Una temporada veraniega en la que el turismo nacional volverá a ser predominante, “como ha sucedido en años anteriores, y alargar la temporada dependerá en gran medida de la programación de vuelos de los touroperadores internacionales, especialmente alemanes, además de la evolución de la pandemia así como del ritmo de vacunación”.

En esta misma línea, Ignacio Martín, responsable del Royal Hideaway Sancti Petri, que también tiene prevista su apertura el 28 de mayo, destaca que “Chiclana es un destino turístico muy consolidado como lo demostró el verano pasado cuando fue uno de los que mejores datos presentó en toda España. Chiclana cuenta con hoteles amplios y con unas playas amplias que hace que el visitante no tenga sensación de masificación y se sienta seguro aquí. Eso es algo que nos hace ser optimistas y esperar un verano no solamente con mejores datos de ocupación, sino más largo. En nuestro caso el año pasado cerramos a mediados de octubre y este año esperamos poder seguir hasta final de octubre o principios de noviembre. Para ello, es imprescindible que el turismo extranjero, especialmente el alemán, pueda desplazarse con garantías sanitarias”.

Por su parte, Daniel Pérez Cristóbal, director del Gran Meliá Sancti Petri, con fecha de apertura prevista para el 10 de mayo, destaca que “nuestras previsiones son que el mes de junio será mejor ya que en 2020 fue un mes prácticamente perdido a causa del confinamiento, julio, agosto y septiembre tendremos una ocupación similar o algo mejor porque aunque haya más demanda tendremos que estudiar qué aforo nos podemos permitir y a partir de septiembre dependeremos del turismo internacional, de la evolución de la pandemia y del porcentaje de vacunación”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here